Domingo

La soledad es la mancha de humedad en la pared que miras de reojo.

Afuera hay sol. Aquí adentro la nada ha comenzado su inevitable erosión.

El embate no cesa,
No da tregua
Me persigue, lame mis pasos.
Me pone contra la pared
Me amordaza
Se me nota.
Me rasguña el corazón,
Me deja helada, invisible
Convertida en sombra.

No cesa.
Llevo su inconfundible mancha en los ojos.

Anuncios

Un comentario en “Domingo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s